El calcio y la salud

El calcio es un mineral ampliamente conocido por su importancia como componente del esqueleto óseo y la dentadura, pero ¿sabías que el calcio cumple otras funciones en el cuerpo?

Este mineral regula múltiples funciones metabólicas, participa en la transmisión nerviosa, contracción del músculo esquelético y la regulación de la función del músculo cardíaco. Un consumo deficiente de calcio genera una predisposición para ciertos tipos de cáncer, hipertensión, enfermedades crónicas y autoinmunes, entre otras.

Para evitar deficiencias, se recomienda el consumo de 3 porciones de lácteos diariamente:

·        1 porción de leche: 1 vaso

·        1 porción de yogurt: 1 vaso

·        1 porción de queso: una rebanada de 30 gramos (equivalente al tamaño de una cajita de fósforo)

Si bien los lácteos son los alimentos con la mayor concentración y absorción de calcio, existen otras fuentes alternativas, por ejemplo:

·        Los vegetales de color verde (espinacas, brócoli, mostaza)

·        Las semillas de soya

·        Alimentos enriquecidos (leche de arroz, almendras, jugos de naranja): verifique el contenido de calcio en la etiqueta nutricional

 Dato curioso: se ha comprobado que el ejercicio aumenta la absorción de calcio ¡no olvide ejercitarse diariamente!

 

Escrito por: Lic. Graciela Méndez Rojas